Ollas de barro

Las ollas de barro son unas vasijas refractarias que se utilizan desde hace siglos para preparar alimentos. Se pueden utilizar tanto en fuego directo de leña o gas, con vitrocerámica o cocina eléctrica, cocina de inducción, e incluso se pueden meter al horno.

Por lo general, todas las ollas de barro para fuego directo sirven para cualquier otro método de cocción. Pero, aunque estas cazuelas se pueden utilizar en todo tipo de cocina, existen ollas de barro para vitrocerámica, especialmente diseñadas para este tipo de fogones eléctricos.

Comprar ollas de barro

Si estás pensando en comprar ollas de barro, verás que tenemos una selección de diferentes tamaños y precios. Si estás buscando ollas de barro para fuego directo, verás que hay grandes y pequeñas, tanto en altura como en diámetro.

También verás que existen ollas de barro para vitrocerámica, para cocinar en fogones más modernos como los eléctricos, y ollas de barro para inducción. En todo caso repetimos que puedes elegir entre nuestros artículos los diferentes tipos de difusores para vitrocerámica e inducción, que se encargan de transmitir el calor por toda la base de la olla.

Comprar difusor metálico

Una manera de utilizar las ollas de barro para inducción o vitrocerámica es a través de un difusor metálico. Este elemento, que no es más que una placa metálica, se puede comprar de diferentes tamaños para así poder adaptar la olla a los diferentes fogones eléctricos.

Olla de barro ventajas y desventajas

Entre los beneficios o ventajas de cocinar con ollas de barro podemos señalar que el sabor es muy diferente. Por eso siempre se asocia a la cocina tradicional o casera. Los alimentos no se pegan fácilmente, y por lo tanto mientras que con recipientes de otros materiales dejar la cazuela mucho tiempo al fuego puede ser catastrófico, con las ollas de barro es más difícil que los alimentos se quemen.

Una vez apagado el fuego (o la forma de cocinar que se emplee), mantiene el calor por más tiempo que las ollas de metal.

Entre los inconvenientes o desventajas de las ollas de barro se encuentra la fragilidad. Este tipo de cazuela, al estar creada con materiales artesanales, pueden quebrarse con un simple golpe. Por lo tanto, es recomendable para un buen uso dejarlas siempre que no se utilicen en zonas donde esté menos expuesta a posibles golpes o caídas.

Otra de las desventajas, sobre todo con las ollas de barro de gran tamaño, es el peso. Suelen ser más pesadas que las ollas de acero inoxidable, pero ¿quién dijo que lo bueno era ligero?

Última actualización el 2019-05-24 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados